sábado 22, junio 2024

Ucayali: Emprendedoras shipibo-konibo reciben impulso económico

Un plan de negocio impulsado por Devida y Agroideas beneficia a 24 mujeres artesanas shipibo-konibo de Yarinacocha. La iniciativa promueve su desarrollo económico y expande su proyecto.

| Fecha:

UCAYALI. En el distrito de Yarinacocha,  un total de 24 mujeres pertenecientes a siete comunidades nativas de la etnia shipibo-konibo, miembros activas de la Asociación de Mujeres Artesanas Maroti Shobo, fueron seleccionadas para beneficiarse de un plan de negocio auspiciado por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida Sin Drogas (Devida) y el Programa de Compensaciones para la Competitividad (Agroideas), del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri).

Este proyecto incluye la provisión de materiales clave como telas de tocuyo, una variedad de hilos y accesorios para la elaboración de artesanías, así como la instalación de un letrero luminoso. Además, se ha dado inicio al acondicionamiento de la infraestructura necesaria para el almacenamiento y producción de sus productos.

Trabajo articulado

José Muro, director de Articulación Territorial de Devida, resaltó el importante papel de las mujeres artesanas en la generación de desarrollo económico local. «Esta alianza estratégica, promueve la valoración de la mujer, ya que juegan un papel fundamental en la economía familiar y tienen una participación relevante en la economía local», expresó.

Ucayali--Emprendedoras-shipibo-konibo-reciben-impulso-economico-II.webp
Este proyecto ofrecer oportunidades a las artesanas para mejorar su producción y adquirir nuevas habilidades. (Foto: Difusión)

Por su parte, Margarita Mayna, presidenta de la asociación, manifestó su alegría por la ejecución de este plan de negocio. «No creíamos que esto fuera posible, pero ahora lo estamos logrando gracias a un trabajo articulado que nos permite seguir creciendo como asociación y mejorando nuestra calidad de vida», señaló.

Kris Ríos, coordinadora de Agroideas en Ucayali, subrayó que este proyecto representa un reconocimiento al arduo trabajo y habilidades artesanales de las socias, ofreciéndoles oportunidades para mejorar su producción y adquirir nuevas habilidades, lo que redundará en beneficios económicos para ellas y sus comunidades.

Suscríbete al boletín

Especial
Destacados
Artículos Relacionados