sábado 13, abril 2024

“Todos los actores que habitan en la zona son los protagonistas”

| Fecha:

AMAZONAS. En el Perú, existen diferentes maneras de protección y conservación del medioambiente. Una de ellas son las Reservas de Biósfera. Estas son áreas representativas creadas para promover una relación equilibrada entre los seres humanos y la naturaleza. Es un reconocimiento otorgado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Actualmente, en el mundo existen unas 700 de estas reservas en 129 países. En el Perú, tenemos siete. Con la creación de la Reserva de Biósfera en Amazonas serían ocho los espacios de conservación de la biodiversidad y el desarrollo económico sostenible en nuestro país.

Una reserva en proceso 

Ubicada el ámbito de la Cordillera de Colán y zonas aledañas, en las provincias amazonenses de Bagua, Utcubamba y Bongará, esta reserva busca ser un área clave de conservación. “Este lugar alberga especies únicas y vulnerables. Su creación es solo reconocer algo que ya existe y aprovechar recursos sostenibles que las comunidades campesinas y nativas ya vienen trabajando“, comenta Gerson Ferrer, coordinador de comunicación de la Autoridad Regional Ambiental Yunkawasi, entidad que forma parte del proyecto para la creación de la Reserva de Biosfera en Amazonas. 

La Reserva de Biósfera Oxapampa-Asháninka-Yánesha, ubicada en la región Pasco fue registrada el 2010. Fuente: Andina.

Aunque la creación de la Reserva de Biosfera en Amazonas aún no está formalizada, se espera que esto se concrete en poco tiempo. “Si todo sale bien, a fin de año esto ya debe estar finalizado. A más tardar los primeros meses del otro año, febrero o marzo, ya a tendríamos la reserva número ocho en el Perú. Lo clave es que la gente ya sepa que esto va pasar. Esto es el principal objetivo”, añade Ferrer.  

El objetivo de toda Reserva de Biósfera es promover y demostrar una relación equilibrada entre los seres humanos y la naturaleza, con el fin de alcanzar el desarrollo económico sostenible y la conservación del medio ambiente. Con este se busca en diálogo participativo, el intercambio de conocimientos, la reducción de la pobreza, la mejora del bienestar y respeto a los valores culturales de todas las comunidades que habitan las zonas aledañas a la reserva. 

“Esta reserva en Amazonas es importante pues genera muchas oportunidades. [Además], no hay ningún actor local que no conozca de la propuesta. Lo principal es una unión de voluntades. Las comunidades nativas y campesinas, el gobierno regional, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), los gestores de las áreas de conservación. Todos los actores que habitan en la zona son los protagonistas“, comenta Ferrer. 

Cabe destacar que las Reservas de Biosfera no son Áreas Naturales Protegidas, aunque alberga diferentes modalidades de conservación reconocidas por el Estado, este es compromiso voluntario entre diversos agentes sociales (públicos y privados) de un territorio para conseguir el desarrollo económico sostenible a través del intercambio de conocimientos, la investigación, educación y la toma de decisiones participativas. 

Taller organizado para que los actores de Amazonas participen en la creación de la Reserva de Biósfera en la región.

Datos:

  • La creación de estas reservas forma parte del Programa sobre el Hombre y la Biosfera de la Unesco para reconciliar la conservación de la biodiversidad y su uso sostenible mediante la aplicación de un desarrollo sostenible que respete los contextos culturales locales.
  • Los principales objetivos son conversar la biodiversidad: los paisajes, ecosistemas, especies y diversidad genética. Además de promover la investigación, educación y capacitación científica. Además de la ampliación de los mercados de los productos como el café, la caña de azúcar o la ganadería para la creación de empleos.
COMENTARIOS

Suscríbete al boletín

Destacados

Artículos Relacionados