sábado 22, junio 2024

Refugio Selvático Tingo: Reconexión con la naturaleza

Este refugio ubicado en la provincia de Leoncio Prado ofrece una experiencia para volver a conectarse con la naturaleza de la zona.

| Fecha:

HUÁNUCO. Desde hace dos años, el Refugio Selvático Tingo ofrece a los visitantes una experiencia de desconexión con la tecnología y reconexión con la naturaleza. Este área cuenta con 15 hectáreas ubicadas en el distrito de Pueblo Nuevo, provincia de Leoncio Prado, región Huánuco.

María Isabel Guerra, dueña del refugio, indicó a Inforegión que este refugio cuenta con gran variedad de flora y fauna. De esta forma, las personas que lo visiten podrán observar animales y vegetación al aire libre.

Este refugio cuenta con gran variedad de flora y fauna.
Este refugio cuenta con gran variedad de flora y fauna.

Comienzo de Tingo

De acuerdo a María Isabel, ella junto a su esposo decidieron comenzar con el Refugio Selvático Tingo hace dos años. Explicó que este proyecto se pudo concretar gracias a los fondos del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo obtenidos en el 2020.

Guerra explicó que, desde hace años, vio el potencial de Tingo María para ofrecer un turismo que libere del estrés a los visitantes. Asimismo, resaltó el ambiente natural que rodea esta ciudad, ya que cuenta con el Parque Nacional Tingo María.

“Cuando decidimos invertir en turismo lo hicimos porque le veíamos muchas posibilidades, sobre todo lo que es turismo de naturaleza. (…) Pensamos que la zona tiene muchos recursos, pero están explotados mayormente por el turismo de aventura. Entonces, quisimos diferenciarnos”, señaló Guerra.

El proyecto se pudo concretar gracias a los fondos del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo.
El proyecto se pudo concretar gracias a los fondos del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo.

Reconexión con la naturaleza

La experiencia que ofrece el Refugio Selvático Tingo es distinta a las demás que se encuentran en la zona. Según explicó María Isabel, su centro ecoturístico ofrece una desconexión digital para poder reconectarse con la naturaleza.

Comentó que Tingo no cuenta con piscina para no alterar el flujo natural del agua. Tampoco se puede escuchar música a través de parlantes, ya que se podría espantar a los animales. Añadió que no se expenden bebidas alcohólicas para facilitar la desconexión.

“No tenemos señal, no hay internet, no hay wifi. Aquí no van a entrar los mensajes; el WhatsApp entra por ratos. Pero, lo que es navegar por internet y esas cosas no funcionan. Entonces, es volver al origen”, dijo la dueña de Tingo.

De las 15 hectáreas que tiene Tingo, 10 corresponden a bosques nativos que albergan gran biodiversidad.
De las 15 hectáreas que tiene Tingo, 10 corresponden a bosques nativos que albergan gran biodiversidad.

Sostenibilidad de Tingo

De las 15 hectáreas que tiene Tingo, 10 corresponden a bosques nativos que albergan gran biodiversidad. En esta área, los visitantes que lleguen al refugio podrán observar flora y fauna en su hábitat natural.

Además, María Isabel y su esposo están en proceso de recuperar bosques y suelos que fueron degradados. De esta forma, en un futuro, esperan establecer cultivos sostenibles y seguir diseñando actividades antiestrés.

Suscríbete al boletín

Especial
Destacados
Artículos Relacionados