lunes 24, junio 2024

Micaela Távara: “Hay un vacío en torno a cómo tratar el postconflicto”

| Fecha:

LIMA. La gestora, productora y creadora cultural Micaela Távara Arroyo, directora de la obra de teatro ‘Melissa, una constelación’, próxima a estrenarse en el Nuevo Teatro Julieta, reflexionó sobre el Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR). Este balance se enmarca en el contexto de la conmemoración por los 20 años de la publicación de dicho documento, que investigó los crímenes de los grupos terroristas Sendero Luminoso (SL) y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), así como las violaciones de derechos humanos cometidas por el Estado peruano, entre mayo de 1980 y noviembre del 2000.

Como joven artista, activista por los derechos humanos y de las mujeres, y formada en la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático (ENSAD), Távara tiene una amplia trayectoria dentro del mundo del teatro. Ha ejercido como actriz, performer y facilitadora en dirección de distintas puestas en escena: Manta y Vilca, Pluma, Poemas cardíacos, Infinito-8 acciones para sanar, 48 horas para encontrarte, y su unipersonal ReVolver, dirigido por la también artista y creadora Alondra Melissa A. Flores Quiroz.

Micaela Távara Arroyo, artista, gestora cultura y cofundadora de la Asociación Cultural ‘Trenzar’. / Foto: Handrez García.

Para Távara Arroyo, el Informe Final de la CVR marca un hito importante al recoger los testimonios de las miles de víctimas de este periodo y revelar la verdad detrás los hechos ocurridos, que involucran a diversos actores. Sin embargo, tras la publicación del mencionado informe, también se abrió un vacío en torno a cómo tratar el postConflicto Armado Interno (CAI), que es justamente lo que recaído en las experiencias y acciones de las y los jóvenes. 

«Una de las preguntas que nos hacemos como jóvenes es de qué modo el Informe Final de la CVR nos ha servido, y si nuestras vidas, cortas en algunos casos, podría ser igual con el informe o sin él. Esto parte de otras dudas como: ‘¿quién construye la verdad?’ y ‘¿quién la preserva?’. Creemos que hay un vacío en relación a cómo tratar el posconflicto, es decir, cómo lo hemos venido abordando y qué se ha hecho. Este vacío es lo permite, por ejemplo, el terruqueo y la persecución política de jóvenes activistas y a sus diversas expresiones», señaló.

Foto: Asociación Cultural ‘Trenzar’ (Instagram).

El arte como agente de cambio

Según refirió, el informe como archivo material escrito ha sido de ayuda para que las y los jóvenes, especialmente artistas que trabajan por la memoria colectiva, puedan entender los eventos durante el CAI y las causas de la violencia. Esta comprensión resulta imprescindible para evitar que se repitan situaciones similares en el presente y en el futuro. Desde la perspectiva de Távara, el teatro y las artes proveen herramientas para “fortalecer y reavivar esa sensibilidad que permite trabajar el activismo político y la memoria”, en una realidad que obliga a “las y los jóvenes a pensar en producir todo el tiempo, porque viven en precariedad”. 

No obstante, de acuerdo con la también cofundadora de la Asociación Cultural ‘Trenzar’, a raíz del gobierno inconstitucional de Manuel Merino, en noviembre de 2020, ha habido una evolución de los activismos, con la autoorganización de brigadas anti-bombas y la formación de coordinadoras defensoras de los derechos humanos, como la Coordinadora 14N. Estas iniciativas, además, priorizan el autocuidado y la salud mental. Aun así, en paralelo, se observa un avance de grupos conservadores y anti-derechos, cuya narrativa gana terreno y recibe el respaldo desde el Estado, a través de congresistas, del gobierno central y de la Policía, entre otras instituciones, así como de cierto sector de la sociedad y de medios de comunicación.

Foto: Asociación Cultural ‘Trenzar’ (Facebook e Instagram).

Estreno de ‘Melissa, una constelación’

En este contexto de averiguar las implicancias del Informe Final de la CVR y tras seis años de trabajar por lograr justicia para uno de los casos emblemáticos de violaciones de derechos por parte del Estado, como el asesinato de la joven periodista Melissa Alfaro Méndez, la Asociación Cultural Trenzar estrenará la obra de teatro ‘Melissa, una constelación’, durante cuatro fechas: los días 24, 25, 26 y 27 de agosto, en el Nuevo Teatro Julieta. La puesta en escena forma parte de la primera edición de la competencia oficial del Nuevo Teatro Julieta, que reúne a cinco obras distintas producidas, dirigidas y actuadas por grandes talentos. 

«Nuestro montaje ha tenido un proceso interesante. Ha sido como un diario de trabajo en torno a Melissa. Hemos realizado plantones y performances, exigiendo que se inicie el juicio oral, y acompañando a la familia de Melissa. También montamos las obras ‘Pluma’ e ‘Infinito-8 acciones para sanar’, sobre la vida de Melissa. Ahora, creo que estamos llegando al final de esta hermosa bitácora, con ‘Melissa, una constelación’, cuyo guion y proceso artístico han sido elaborados de manera colectiva. Son seis años de mucho trabajo, exploración, investigación, y de conocer a Melissa como persona, hija, hermana y periodista», relató su directora Micaela Távara.

Foto: Asociación Cultural Trenzar.

‘Melissa, una constelación’ cuenta con las actuaciones de Alondra Melissa A. Flores Quiroz, cofundadora de Trenzar; Alejandra Campos, Flavia Avilés y Mehida Monzón, quien participa del proceso de creación desde sus inicios. Cabe resaltar que el proyecto que obtenga el mayor puntaje del jurado tendrá un reconocimiento a su trabajo con un premio de S/ 10 000 en efectivo y será parte de la cartelera 2024 del Nuevo Teatro Julieta en el horario estelar

«Nosotras jamás pensamos que estaríamos participando de una competencia con otros grupos de teatro y menos que, en algún momento, Melisa Alfaro pudiera estar en un teatro de Miraflores. Las propuestas de Trenzar siempre han sido desde otros lugares de la teatralidad; esta vez apostamos por el teatro frontal, aunque con nuestra estética. En la obra habrá mucho juego del cuerpo, imágenes, archivo, y lo testimonial sigue muy presente. Esta propuesta nos permite seguir buscando justicia para Melissa. Pero, además, nos ayuda a colocar preguntas y respuestas importantes desde el escenario, que tienen que ver con nuestras emociones, lo que nos hace ruido, y lo que nos parece justo, pensando también en la reparación, al menos, simbólica de otras personas desaparecidas y asesinadas por el Estado», anotó Távara.

Foto: Asociación Cultural Trenzar (Instagram).
Suscríbete al boletín

Especial
Destacados
Artículos Relacionados