domingo 23, junio 2024

Madre de Dios: Nueve monos capuchinos blancos son reintroducidos al bosque

| Fecha:

MADRE DE DIOS. Unos nueve monos salen de sus jaulas y trepan hacia los troncos de los árboles hasta alcanzar las ramas. Dan saltos entre estas y miran el dosel del bosque en la concesión forestal Maderacre como su nueva casa. Esta se ubica en la provincia de Tahuamanu, región Madre de Dios.

Previamente, estos monos capuchinos blancos fueron rescatados por el personal de la Gerencia Forestal Gobierno Regional de Madre de Dios. Los animales habían sido encontrados en cautiverio y criados como mascotas en Puerto Maldonado, entre los años 2021 y 2022.

Los primates llevan por nombres Andra, Aurora, Mariana, Smarty, Puntitos, Chinita y su cría Leandro de dos meses. Además, los acompañaban María y Violeta, dos machines adultos. En total, seis hembras y tres machos de esta especie fueron reintroducidos al bosque mencionado, este último fin de semana.

Según Magaly Salinas, dueña del centro de rescate de animales Amazon Shelter, estos monos capuchinos llegaron en condiciones deplorables. Se les encontró maltratados. Algunos estaban enfermos y padecían males como herpes y hepatitis.

Otro ejemplar fue rescatado de un incendio. Eran dos monos que se criaban en una vivienda y estaban amarados a un poste cuando ocurrió dicho siniestro. Un mono se quemó vivo, mientras que otro se pudo rescatar.

Para tener las crías de estos primates, muchas veces los cazadores matan a sus madres de estos animales para quedarse con estas. Ya para criarlos estos son amarrados por la cintura hacia un tronco para evitar que se escapen.

“María, Violeta, Mariana, mañana nos vamos”

Un día antes de la liberación, visitamos a Magaly Salinas, en Amazon Shelter. Allí vemos cómo ella conversa con los primates llamándolos por sus nombres. “María, Violeta, Mariana, mañana nos vamos”, les dice. Los monos capuchinos parecen entender el mensaje y responden con sus alaridos característicos.

Aquí en Amazon Shelter, los monos machines blancos fueron alimentados y curados de sus heridas. En los últimos meses fueron rehabilitados y preparados para su liberación. Eso implicó hacerles exámenes de enfermedades (herpes, hepatitis, tuberculosis), perfil hepático renal, y hemogramas. Al estar libres de enfermedades podían ser reintroducidos al bosque.

El lugar elegido para la liberación fue la concesión forestal Maderacre. En esta gran área de bosque existen también otros grupos de monos capuchinos blancos y pueden formar grupos o parejas para su reproducción. Es un área extensa de bosques primario con abundante fauna y alejada de comunidades y centros poblados. Aquí tienen garantías para vivir sin el peligro que los vuelvan a cazar.

La liberación

Para llegar al lugar de la liberación se requieren unas ocho horas. Se va por la carretera interoceánica hasta Iñapari. Luego se va por una trocha carrozable hasta el interior de la concesión forestal Maderacre. Hasta allí fueron trasladados los monos en sus jaulas. Se les preparan comidas que ponen en los troncos de árboles.

Ya en el momento de su liberación, uno a uno los primates salen de sus jaulas. Ellos suben por los troncos de los árboles y otros aprovechan para comer antes de subir hacia las ramas. Luego se juntan en grupos para perderse en las copas de los árboles.

Magaly y su equipo de veterinarios llevan medicinas, alimentos, para monitorean al grupo de monos liberados por cuatro días. Esto para asegurarse que la manada se encuentra bien que el grupo liberado funcione y se adapte al bosque. De haber alguno que no se haya adaptado tendría que ser rescatado y conducido al centro de rescate.

Suscríbete al boletín

Especial
Destacados
Artículos Relacionados