sábado 22, junio 2024

‘La mejor manera de celebrar el Día del Agua sería plantando un árbol’, piden en ceremonia ancestral

| Fecha:

«Lo más recomendable para celebrar el Día Mundial del Agua este vienes 22 de marzo, sería plantar un árbol», recomendó el agrónomo César Dávila Véliz, impulsor del fundo La Cosecha del Futuro, en la comunidad de Masajcancha, en el distrito de Paccha Miraflores, en Jauja. 

Dávila, exalcalde de Jauja, lleva 23 años con su propuesta de siembra y cosecha de agua, basado en el uso de zonas de infiltración, forestación con quinual y otros árboles nativos de la sierra, y la combinación con cultivos de papa y tarwi.

El agrónomo dice que es necesario limpiar los ríos y cuidar los ojos de agua para las generaciones, aunque para un sector de la opinión pública de Jauja su gestión al frente de esta municipalidad fue poco exitosa.

En la actualidad, en la parte baja de «La Cosecha del Futuro», existen tres ccochas y cuatro mini reservorios llenos de agua, que se forman por efecto de las lluvias. El agua de las precipitaciones se infiltra, además, por efecto de la forestación y mantienen la humedad incluso en los meses de estiaje.

Estas aguas, al bajar por los cerros, explica Dávila, arrastra el limo de la superficie y lo almacena en los mini reservorios, que luego son retirados y utilizados como fertilizantes para las plantas. 

Para sus ceremonias de agradecimiento a la Yaku Mama, el exalcalde se viste de inca, acompañado de su colla. Esta vez, el maestro de la ceremonia fue don Máximo Quispe, uno de los integrantes del grupo musical Los Aukish, quien lideró la preparación de la mesa, con productos agrícolas como maíz, quinua y haba, además de caramelos, un pote de azúcar rubia, botellas de vino, chicha de jora y coca quinto, seleccionada por los visitantes.

Todo dispuesto en mantas características de Jauja, orientadas a los cuatro puntos cardinales. Tras un momento de reflexión y el ritual de agradecer a los apus, todo se coloca en un pequeño hoyo cavado en la tierra, a orillas de unos de los reservorios artesanales de agua.

«Ahora estamos armando otra propuesta de revolución agraria con el enfoque de siembra y cosecha de agua, sembrando alimentos nutracéuticos y dándoles valor agregado como el tocosh, el chuño, la caya y el des amargado del tarwi, que es útil para la diabetes. Este será el cultivo emblemático», dice Dávila.

Llovió y tronó el cielo mientras enterrábamos la ofrenda a la tierra.

Lea la nota original aquí o visita el medio HYTIMES.PE

Suscríbete al boletín

Especial
Destacados
Artículos Relacionados