domingo 16, junio 2024

Gobiernos regionales requieren equipos competitivos para destrabar inversiones

| Fecha:

Recientemente, el Ministerio de Economía (MEF) difundió información sobre el desempeño de los gobiernos regionales en la ejecución de la inversión pública de enero a junio del 2023. Las cifras no son halagüeñas en varios casos. Solo seis gobiernos regionales superan el 30% de ejecución del Presupuesto Institucional Modificado (PIM). En la lista la región Huánuco (con apenas 12.7%) va rezagada.

El fortalecimiento económico nacional requiere entre sus insumos de una óptima gestión de la inversión pública en las regiones. Esta es clave para que una economía pueda escalar en materia de competitividad y así combatir a la pobreza y generar bienestar. Para profundizar en ello y en las claves que permitan salir a los gobiernos regionales de este crítico contexto es que INFOREGIÓN entrevistó al economista Dennis Pereyra.

“Es importante la inversión pública. Si el Estado invierte un sol, junto a ello el privado invertirá dos o tres soles”, consideró. Por ello, Pereyra aseguró que esta es muy clave para “hacer crecer la economía y sobre todo para crear nuevos empleos”. Recuérdese que cada año casi un cuarto de millón de jóvenes busca insertarse en el mercado laboral del país.

Dificultades en la ejecución presupuestal 

“En estos pocos meses, (los gobiernos regionales) deberían estar como mínimo en un 50% de gasto de inversión pública. Pero hay un cuello de botella muy grande que son las trabas en la ejecución de esta inversión y de hecho esto lo que hace es retrasar el gasto más óptimo y fluido. Esto depende mucho de la capacidad gerencial que puedan tener los gobiernos regionales”, dijo Pereyra ante las cifras del cuadro mostrado.

Seguidamente, lamentó que varias autoridades regionales no gestionen eficazmente este asunto. “Es una pena que algunos gobiernos regionales no tengan la capacidad y esto muestra en apenas seis meses la incapacidad de gastos que tienen”, sobre todo de los que se ubican en los dos últimos tercios del ranking mostrado.

Otro elemento que citó Pereyra para entender dicho cuadro está en el hecho que las cifras arrancan en enero del presente año. Es decir, abordan la gestión de las nuevas autoridades que empezaron sus gestiones en ese mes, en donde se registra “el costo del aprendizaje de los equipos” de las entidades regionales.

El gran reto: tener equipos competitivos

“El desafío general sería cómo podríamos destrabar estas inversiones. Para el destrabe se necesitan equipos muy competitivos (ingenieros civiles, especialistas en contrataciones del Estado, economistas)”, consideró. A ello se añade el hecho que con ese personal se tendrá una mayor proporción de gasto anual de los recursos asignados desde el Ministerio de Economía y otras fuentes.

Además, Pereyra denominó a este personal clave como los “destrabadores de la inversión pública”. En ese sentido, remarcó que para remontar cifras adversas “lo prioritario” que deben hacer las entidades regionales es enfocarse en el talento humano. De esa manera se podrá aspirar a que la ejecución del PIM, llegado a diciembre, pueda alcanzar un 99%.

Otro elemento citado para optimizar el gasto público es el Procompite. Como se sabe la ley indica que gobiernos regionales y locales pueden autorizar para este mecanismo el uso de recursos presupuestados para gastos destinados a proyectos. Es una obligación que los Procompites en los gobiernos regionales inviertan un mínimo de 5% del gasto de inversión total, recordó.

El caso de Huánuco

El cuadro divulgado por el MEF registró a la región Huánuco (con 12.7%) en el casillero 25 de una lista de 27 entidades. Una región a la zaga. “Huánuco viene del año pasado en el mismo lugar. La historia se repite. (Ante ello) creo que allí se necesita mucha vigilancia y exigencia de la sociedad civil para exigir a los gobernadores”, consideró Pereyra.

Recordó que en esta región existen nada menos que 50 obras heredadas de la gestión anterior sin culminar. Al respecto, citó el caso de un puente en la ciudad de Tingo María. Han pasado cuatro años y un financiamiento de S/30 millones, pero “no se ve nada”. A ello añadió “otro caso patético” como las obras en el hospital de Tingo María que hasta hoy no son culminadas.

Cabe citar al Instituto Peruano de Economía (IPE) que elaboró el Índice de Competitividad Regional – Incore 2023. Allí la región Huánuco se ubicó en el casillero 23 de una lista de 25 regiones. Otro resultado preocupante para una región con un gran potencial por los recursos que encierra, pero que requiere acciones como las que formuló nuestro entrevistado para garantizar su desarrollo y prosperidad.

Suscríbete al boletín

Especial
Destacados
Artículos Relacionados