miércoles 19, junio 2024

Elaboran pan francés con más proteínas gracias al uso de la pituca

Esto es resultado de estudio en el que participa Miguel García, joven ganador de Beca 18. Iniciativa resalta valor de tubérculo usado por poblaciones del Vraem

| Fecha:

Elaboran pan francés con más proteínas gracias al uso de la pituca, tubérculo usado por las poblaciones del Vraem. Este es el resultado de un proyecto de Miguel García, ganador de la primera promoción de Beca 18 del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec). Luego de formarse como ingeniero agroindustrial, colocó a la pituca como la protagonista de sus investigaciones.

“El pan francés que elaboramos llegó a tener 11.37 % de proteína, a comparación del pan francés comercial que usa solo harina de trigo y tiene un 8.6 %. Además, nuestro producto resultó más agradable al paladar del consumidor, gracias a la composición de la pituca”, dijo García.

La investigación fue realizada con su docente Eusebio de la Cruz, de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga y otros dos docentes de Lima. Se concluyó que se puede sustituir parcialmente la harina de trigo con el puré de pituca sin afectar las características del pan francés. Además de brindar más proteínas al producto se disminuye el porcentaje de grasa.

Se tiene como meta que este producto enriquecido sea ofrecido en las panaderías de la región Ayacucho. Asimismo, tienen el reto de usar el puré de pituca en la preparación del pan tradicional regional (el pan chapla). Algo similar se proyecta en productos de pastelería básica y en pastas.

Elaboran pan francés con más proteínas gracias al uso de la pituca
Miguel García tiene en sus planes difundir el consumo de la pituca en el país. Foto: Minedu

“Quiero empoderar a las mujeres del Vraem”

Tras publicarse la investigación en la revista Agroindustrial Science, García recibió llamadas de asociaciones del Vraem interesadas en llevar la pituca a mercados nacionales. García asumió el compromiso de apoyarlos para empoderar a los habitantes del Vraem, y otras zonas, donde siembran y cultivan la pituca.

“Quiero empoderar a las mujeres, porque son ellas las que la cultivan la pituca para su consumo. Pero si nosotros les damos capacitaciones sobre el gran potencial de este tubérculo, podemos llegar a masificar su exportación. Les quiero ofrecer más oportunidades”, dice García.

Esta investigación y su carrera profesional le permitió ingresar en la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Allí estudiará una maestría en Bromatología y Tecnología de la Industrialización de Alimentos. Cursará los estudios con los gastos pagados tras ganar la Beca Generación del Bicentenario 2023 del Pronabec.

“La carrera de mis sueños”

Miguel Ángel García nació en el centro poblado Chumbes, en Ayacucho. En sus vacaciones escolares, viajaba ocho horas en bus hacia Palestina Alta. Allí aprendió a cultivar y cosechar café, cacao, arroz, maní, entre otros, de la mano de su padre.

A sus ocho años, un docente de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga se acercó a él y sus amigos y preguntó si podían ayudarle a buscar aguaymanto o arrayán. Los niños aceptaron y cuando se las llevaron vieron que los usaba para producir mermeladas o néctar.

“Descubrí otro mundo. El docente me dijo que él era un ingeniero agroindustrial y desde ese momento me nació la pasión por mi carrera. Yo también quería transformar la materia prima en un producto con alto valor nutricional, que beneficie a mi comunidad”, refiere.

Añadió que, tras culminar sus clases de maestría en Argentina, volverá al Perú. Aquí buscará crear un centro experimental en su comunidad natal. Esto para promover la investigación y producir alimentos de alto valor nutricional.

Suscríbete al boletín

Especial
Destacados
Artículos Relacionados