martes 28, mayo 2024

Bosque Seco Amotape: Un modelo de conservación y turismo inclusivo

Conoce la historia y transformación de esta área de conservación privada, que pasó de un terreno árido a un oasis de biodiversidad y un modelo turístico ejemplar. Susana Chang, líder de esta iniciativa, comparte su historia.

| Fecha:

En el extremo norte del Perú, en el departamento de Tumbes, se encuentra un tesoro natural: el área de conservación privada (ACP) Bosque Seco Amotape. Esta iniciativa liderada por la familia Chang logró transformar un terreno árido y deforestado en un oasis de biodiversidad y un modelo de turismo inclusivo.

Orígenes y desafíos

La historia del ACP Bosque Seco Amotape se remonta al año 1997, cuando Teresa Chang y su esposo Javier Chang Lay adquirieron un lote de 123.3 hectáreas cerca del mar con la intención de establecer una casa de retiro. A su llegada, se encuentran con un panorama desolador: la vegetación había sido completamente talada y las únicas aves visibles eran buitres.

Pero lejos de desanimarse, ambos decidieron emprender un ambicioso proyecto de reforestación y conservación. Después de una década de arduo trabajo y dedicación, sembrando y cuidando la tierra, comenzaron a notar la llegada de una increíble variedad de aves, algunas de ellas endémicas de la región. Lo que una vez fue un paisaje desolado y despojado de vida, comenzó a florecer y el terreno árido se transformó en un refugio vital para la vida silvestre.

“Mi papá solía decir: Mientras pueda sembrar, seguiré haciéndolo. Sembrar es un privilegio. Al hacerlo, honramos a la Pachamama”, comparte Susana Chang, hija de Teresa y Javier, quien hoy continúa con el legado de preservar este valioso ecosistema.

Bosque-Seco-Amotape--Un-modelo-de-conservacion-y-turismo-inclusivo-I.webp
Antes y después del Bosque Seco Amotape. (Fotos: Gestión del ACP y Michell León) 

En 2010, la familia Chang formalizó su propiedad como un Área de Conservación Privada, marcando el inicio de un santuario para la biodiversidad en el Bosque Seco Amotape. Desde entonces, este lugar es también un destino clave para el aviturismo. En la zona tumbesina habitan 156 especies de aves, de las cuales 43 son endémicas como el piquero y el pelícano peruano. 

Antes y después de la pandemia

En entrevista con Inforegión, Susana comparte cómo el Bosque Seco Amotape ha evolucionado a lo largo de los años, destacando un cambio significativo durante la pandemia. 

“Antes de la pandemia, evitábamos abrir al público en general por temor a posibles daños al área. Sin embargo, por el cambio de contexto, transformamos nuestro hospedaje en espacios tipo Airbnb y decidimos fusionar la experiencia de sol y playa con la naturaleza”, señala. 

Añade que fue en esta época que gracias al apoyo de un concurso de Turismo Emprende obtuvieron una suma que les impulsó a reimaginar su estrategia. “Desarrollamos una aplicación móvil con rutas de senderismo y más información detallada. Además, creamos un centro de interpretación con infografías y letreros con códigos QR y logramos reactivarnos. Ahora estamos abiertos al público y nos enfocamos en concientizar a los visitantes para que sientan empatía por el lugar, sus habitantes y se comprometan con su cuidado”, destaca. 

2-Bosque-Seco-Amotape--Un-modelo-de-conservacion-y-turismo-inclusivo-I.webp
En 2009, la familia Chang formalizó su propiedad como un Área de Conservación Privada, marcando el inicio oficial de un santuario para la biodiversidad. (Foto: Susana Chang) 

Turismo sostenible e inclusivo

El ACP Bosque Seco Amotape no solo destaca por su riqueza natural, sino también por su compromiso con el turismo inclusivo. Recientemente, se convirtió en la primera ACP en ofrecer cartillas turísticas en el sistema Braille. Ello permite a las personas con discapacidad visual disfrutar de una experiencia única al poder identificar el contorno de las aves endémicas que habitan en los bosques secos.

Esta iniciativa se hizo realidad gracias a los fondos de la Beca Conservamos por Naturaleza y el apoyo de especialistas del Centro de Ornitología y Biodiversidad (Corbidi) y la validación de expertos de la Biblioteca Nacional. Para la familia Chang, es fundamental ofrecer una experiencia de aviturismo inclusiva que puedan disfrutar todos sin distinción. 

Durante el Global Big Day, un evento de alcance mundial que busca registrar la mayor cantidad de especies de aves en un solo día, celebrado el pasado 11 de mayo, Susana compartió que lograron identificar 20 especies de aves en una experiencia memorable. Entre las especies encontradas figuran pacific hornero, mosquero bermellón, mosquero de baird, entre otras.

1-Bosque-Seco-Amotape--Un-modelo-de-conservacion-y-turismo-inclusivo-I.webp
Curso de anillamiento de aves dentro del ACP Bosque Seco Amotape. (Foto: Conservamos por la naturaleza)

Además, ese mismo día se llevó a cabo un taller organizado por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) en el lugar, destinado a capacitar a combatientes de incendios forestales.

Educación ambiental

Además de su compromiso con la inclusión, el ACP Bosque Seco Amotape también se dedica a la educación ambiental. A través de talleres realiza actividades para informar a la población local sobre los beneficios de la naturaleza y los riesgos del cambio climático.

También cuenta con una estación de anillamiento científico de aves, donde los visitantes pueden participar en sesiones dirigidas por ornitólogos certificados, fomentando así la ciencia ciudadana y la conservación del hábitat de estas especies. Actualmente se está organizando un curso online los días 23, 24 y 25 de mayo con el objetivo de recaudar fondos para comprar anillos destinados a las estaciones de anillamiento en Perú. Se necesitan 13 participantes adicionales para alcanzar la meta. Más detalles disponibles aquí. 

Bosque-Seco-Amotape--Un-modelo-de-conservacion-y-turismo-inclusivo-infografia.webp
Sesión de anillamiento que se realizará los días 21, 22 y 23 de junio. (Foto: Susana Chang)

En un mundo donde los ecosistemas se encuentran amenazados y la inclusión sigue siendo un desafío, el ACP Bosque Seco Amotape es un ejemplo inspirador de cómo la conservación y el turismo responsable pueden ir de la mano, creando un impacto positivo en la biodiversidad y la sociedad.

COMENTARIOS

Suscríbete al boletín

Especial

Destacados

Artículos Relacionados