domingo 16, junio 2024

Acuerdan canje de deuda por naturaleza a favor de la conservación de la Amazonía peruana

Los fondos se destinarán para la gestión efectiva de áreas protegidas y conectividad, apuntando a su desarrollo sostenible y la conservación de la naturaleza.

| Fecha:

LIMA. El Gobierno de los Estados Unidos de América, el Gobierno del Perú y cuatro organizaciones no gubernamentales – Conservation International (CI), The Nature Conservancy (TNC), The Wildlife Conservation Society (WCS) y World Wildlife Fund (WWF), firmaron el canje de deuda por naturaleza y acuerdos de conservación forestal, bajo la Ley de Conservación de Bosques Tropicales y Arrecifes de Coral (TFCCA), en Lima.

Este canje de deuda corresponde a las obligaciones que el Gobierno peruano mantiene con Estados Unidos, reduciendo los pagos en alrededor de $20 millones de dólares durante los próximos 13 años. A cambio, los fondos se emplearán para proteger y restaurar los bosques tropicales de la Amazonía. Un Comité de Supervisión integrado por representantes de las cuatro organizaciones y ambos gobiernos se encargará de establecer las directrices administrativas, técnicas y financieras para la buena ejecución y administración de los fondos para apoyar proyectos que beneficien directamente a la Amazonía peruana.

Canje de deuda por naturaleza

La operación fue posible gracias a contribuciones de $15 millones de dólares por parte del Gobierno de los Estados Unidos, en el marco de la TFCCA y una donación combinada de 3 millones de dólares entre CI, TNC, WCS y WWF. Los fondos proporcionados en el marco del programa TFCCA apoyarán actividades como la conservación de áreas naturales protegidas,  la gestión de los recursos naturales y el desarrollo de medios de vida sostenibles para las comunidades que dependen de los bosques y ríos.

“Este es un hito para la conservación de la naturaleza del Perú. Este canje de deuda demuestra cómo la deuda de una nación puede transformarse en una inversión para la naturaleza. La Amazonía enfrenta múltiples desafíos y debemos actuar ahora para evitar alcanzar el punto de no retorno. Desde WWF estamos convencidos que el destino de la humanidad es inseparable del destino de la Amazonía.  Entonces, si el futuro de esta región está en riesgo, el mundo está en riesgo. Para evitar esta amenaza debemos impulsar estas tres grandes apuestas: cero deforestación, no más oro ilegal y conservar el 80% de los bosques, humedales y ríos. Si seguimos perdiendo los bosques amazónicos al ritmo actual, corremos el riesgo de enfrentar un proceso de degradación irreversible. Además, la Amazonía es el hogar de millones de personas, incluyendo pueblos indígenas y comunidades locales, y con su liderazgo existe la esperanza de un futuro mas verde y mas justo”, manifestó Kurt Holle, Director de País de WWF-Perú.

Perú y Estados Unidos por el uso sostenible del bosque

En el pasado, Perú se ha beneficiado de canjes de deuda con Estados Unidos en 2002 y 2008 que con el tiempo generaron casi $11 millones y $25 millones de dólares, respectivamente, para la restauración, conservación, manejo y uso sostenible de los bosques tropicales.

“Desde WWF celebramos este hito de conservación que permite a los países mejorar su gestión de la deuda, al mismo tiempo impulsa la inversión en sostenibilidad ambiental y biodiversidad. Gracias a ello, el Perú podrá apostar por oportunidades que aseguren la conservación y un futuro lleno de vida en los grandes paisajes de la Amazonía peruana y sus comunidades. Esperamos poder reproducir este esquema en otros países de la región, vulnerables a los efectos de las crisis climática y de biodiversidad, siempre buscando que puedan aumentar su resiliencia y generar mejores condiciones de vida para su población”, dijo Roberto Troya, Director Regional de América Latina y el Caribe de WWF.

Acuerdan canje de deuda por naturaleza

El acuerdo con Perú marca el vigésimo segundo pacto TFCCA, luego de ejecutarse con Bangladesh, Belice, Botswana, Brasil, Colombia, Costa Rica (dos acuerdos), El Salvador (dos acuerdos), Guatemala, Indonesia (tres acuerdos), Jamaica, Panamá (dos acuerdos), Paraguay, Perú (dos acuerdos) y Filipinas (dos acuerdos). Con el tiempo, estas operaciones de deuda por naturaleza generarán en conjunto más de $380 millones de dólares para proteger los bosques tropicales.

Suscríbete al boletín

Especial
Destacados
Artículos Relacionados